La Segunda Revolucion Cognitiva ya está aquí.

Foto androide

Antecedentes:

Alan Turing, uno de los padres de la ciencia cognitiva, estableció que para que exista inteligencia tienen que cumplirse las siguientes características: razón, conocimiento simbólico, planificación, aprendizaje y lenguaje natural. Publicó en 1937 un artículo impactante sobre los números computables y las máquinas algorítmicas. 

El conocimiento se ha de transformar en un valor añadido para la sociedad. Es un reto de todos y se puede afrontar con un enfoque de estrategia o por pasión. Desde la AI se pueden afrontar áreas prioritarias como la medicina personalizada. Existen, por ejemplo, algoritmos de AI que detectan si una persona está deprimida, mediante el tono de voz.

Las ciudades han de fomentar la creatividad. Por ejemplo, en el año 2013 se descubrió que el área del cerebro dedicada a la orientación se ha reducido, en probable relación con el uso de dispositivos como el GPS.

Hace dos años comenzó a operar MareNostrum 4, uno de los ordenadores más potentes de  Europa, capaz de realizar más de once mil trillones de operaciones por segundo. Alya es un código de simulación para mecánicas computacionales de alto rendimiento. Recrea fenómenos de la Naturaleza y aplica la ciencia a la tecnología. Por ejemplo, en el sistema respiratorio se predice el lugar en el que se depositan las partículas de un medicamento, o dónde se  ha de colocar un marcapasos en un corazón con arritmias.

En The virtual humans factory se analizan la fisiología humana para predecir los tratamientos. Así, se crean poblaciones virtuales a medida de cada paciente para mejorar el screening.

Pero la tecnología digital solo va a funcionar si se conceptualiza mediante un conjunto de códigos normativos junto al Derecho, en el que estén presente diversas disciplinas como la ética, la psicología, la sociología, etc.

También es fundamental la no sustitución de los vínculos humanos por los virtuales. Por ejemplo, recientemente salió a la luz la noticia de que un japonés se había casado con una adolescente holográfica. Además, en Japón es tan elevado el número de amigos virtuales que ya existen agencias que alquilan amigos de carne y hueso. No hay que olvidar que de los vínculos profundos y duraderos depende la felicidad y la expectativa de vida.

Tendencias futuras:

Dentro de unos años el epicentro de nuestra vida digital ya no será el Smartphone sino el Smartsense. Este dispositivo se asemejará a unas gafas normales, solo que llevará incorporada tecnología de realidad extendida, una mezcla de realidad virtual, mixta y aumentada, hasta tal punto que nos impedirá reconocer la diferencia entre la realidad auténtica y la artificial.

Usaremos como instrumentos de interacción digital la voz, las manos, el movimiento de los ojos y las ondas cerebrales. Con la Cuarta Revolución Digital, que ya está aquí, pasaremos de ver y oír a tocar y sentir. Las tecnologías emergentes transformarán nuestra experiencia inmersiva.

Los límites entre realidad y virtualidad desaparecerán. La Inteligencia Artificial combinará ambas a tiempo real. La combinación de Inteligencia Artificial y Realidad Extendida dará lugar a una nueva realidad indistinguible en la era en la que estamos, la Segunda Revolución Cognitiva, la Segunda Era de la Máquina.

Conceptos de realidad virtual, aumentada y mixta:

La realidad virtual es una tecnología informática que replica artificialmente un entorno real. La realidad aumentada es una tecnología que complementa el mundo real con el contenido digital incorporado. Y la mixta es híbrida y combina las dos anteriores. Consiste en combinar mundos virtuales con el mundo real a tiempo real.

Crea nuevos escenarios en los que se interactuarán con objetos o personas, tanto reales como virtuales. La realidad virtual se puede utilizar para incrementar el aprendizaje. Por ejemplo, Body Planet es una empresa que diseña camisetas con realidad virtual incorporada para que los alumnos observen como funciona el interior del cuerpo humano.

Componentes de la robótica:

Controladores: un robot precisa un programa que lo controla de una forma autónoma.

Sensores: permiten reconocer un sonido, una imagen o un movimiento.

Efectores: son dispositivos que permiten actuar al robot.

Actuadores: son mecanismos que permiten ejecutar una acción o movimientos.

Por último, cabe matizar que el grado de exclusión en esta sociedad digital va a venir condicionado por el nivel de competencias digitales adquirido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s